Cultura
La intervención que la artista cedió al Museo Emilio Caraffa, ha recorrido medio mundo desde la década del 60, cuando realizó la muestra original con colchones de un hotel abandonado en Washington.
Marta Minujín invita a visitar su “Galería Blanda” en el MEC
02/06/2018 - 10:08:19

Mujer de convicciones firmes y de objetivos ambiciosos, Marta Minujín dice que el propósito más importante de su vida ha sido cambiarle el punto de vista a la gente. En eso anda por estos días, adueñándose de una de las salas del Museo Emilio Caraffa (MEC) tras la firma del convenio en el que cedió su  famosa Galería Blanda”, una intervención con la que irrumpió en los 60 y ha recorrido medio mundo hasta recalar en el  luminoso establecimiento de la Avenida Poeta Lugones.

Vestida con colores estridentes y sus clásicos anteojos espejados, la artista rubricó entre aplausos, junto a la presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Bedano, cada folio del convenio, y se declaró “re feliz” de que el MEC cuente de ahora en más con una de sus creaciones, segura de que “vendrá gente del extranjero a este lugar para ver la ‘Galería Blanda’”.

Antes de invitar a los asistentes a ingresar en grupos de seis a la estructura armada con colchones, la define su obra como “absolutamente contemporánea” y recuerda que “estuvo en muchos museos del mundo”. Se toma un minuto para organizar la memoria y repasa. Aclara que se trata de otras versiones y enumera el recorrido por “el Museo Moca de Los Angeles, el Moma de New York, y Genera l Foundation de Viena”.

Posteriormente tuvo ocasión de disfrutar la intervención el público de Vancouver y ya en nuestro país pasó por el Malba y Mar del Plata. La artista señala que, durante años, lo habitual era desarmar la estructura y donar los colchones a hospitales o a otro tipo de instituciones que los necesitaran. Pero el comienzo de todo hay que buscarlo en los 60.

“La primera galería blanda que hice fue con colchones de un hotel abandonado en Washington”. Generosa en la explicación, da algunas pistas del sentido del proceso creativo. Al parecer, lo primero que se planteó fue por qué había que mirar las obras de arte en un espacio duro, rígido y austero. En contraposición, se dijo que “si uno las miraba como algo blando, y se acostaba, cambiaba de punto de vista”.

Y como remate de ese relato acerca de una de sus cientos de obras, Minujín revela el motor de su arte y, probablemente, de su propia existencia.

Últimas noticias
• Carlos Paz Nota - v 1.1

www.carlospaznota.com.ar

E-mail: carlospaznota@gmail.com

® Todos los derechos reservados
contador de visitas